INOPERANCIA DEL GOBIERNO CONDUCE AL ETNOCIDIO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS POR LA PANDEMIA

Bogotá D.C., 28 de abril de 2020. Comunicado público al Gobierno Nacional.

La pandemia ya está cobrando la vida en nuestros territorios indígenas y desde que el gobierno decretó la emergencia sanitaria; los pueblos, comunidades, cabildos y organizaciones, desde la Autonomía y el Gobierno Propio, estamos enfrentando el desafío de la enfermedad para proteger y salvar la vida de nuestras hermanas y hermanos indígenas y de las 252.301 familias indígenas que se encuentran en alto riesgo de contagio por encontrarse en cercanía a la población ya contagiada. (Boletín 019 ONIC)

Es por esto que, los Pueblos Indígenas hemos acatado el confinamiento y el aislamiento como medidas de mitigación. Pero estas medidas son completamente difíciles de cumplir debido, a que, desde antes de estallar la crisis de salud pública, nuestra población ya se encontraba en situación de pobreza estructural, en condiciones de inseguridad alimentaria y malnutrición, situación de violencia por el conflicto armado, sin acceso a la salud y al agua potable; por tanto, ahora se encuentra ad portas de un etnocidio indígena causado por la pandemia.

Para no ser afectados de manera desproporcionada por la pandemia, y a pesar de las limitaciones presupuestales, las Autoridades están desarrollando diferentes acciones de control territorial sanitario en más de 15.000 puntos a nivel nacional, lo cual ha implicado la movilización de alrededor de 60.000 guardias indígenas (según otras formas de gobierno y autoridad de cada pueblo) con el fin de lograr el cordón sanitario. De igual forma, se estan realizando acciones para armonizar la Madre Tierra, y las desarmonias espirituales que trae esta enfermedad, todo desde el conocimiento ancestral y espiritual de los Mamos, The Wallas, Jaibanas, Taitas, los médicos tradicionales y autoridades espirituales que realizan rituales y pagamentos.

En el manejo de esta crisis, el Gobierno Nacional ha desconocido las estructuras de Gobierno Propio y los escenarios de Consulta y Concertación con los Pueblos Indígenas, emitiendo unilateralmente una normatividad para la atención en salud de los grupos étnicos sin atender el enfoque diferencial y desconociendo la precariedad del sistema ante la falta de personal, de dotación de equipos de protección personal, de equipos médicos en los sectores rurales, y por supuesto las distancias que hay entre los territorios indígenas y los hospitales.

El país lleva un mes en cuarentena obligatoria y aún no existe la atención para las poblaciones indígenas. Desde el pasado 17 de abril hemos insistido en una reunión urgente para dar vía al “Plan de acciones Urgentes en los territorios y pueblos indígenas para la mitigación de la pandemia  COVID-19 y para el autocuidado propio en el marco del SISPI en coordinación con el SGSSS” presentado al Ministerio de Salud y Protección Social por la Mesa Permanente de Concertación el pasado 13 de marzo, pero hasta el momento se mantiene el silencio administrativo.

Por lo anteriormente expuesto EXIGIMOS:

  1. El cumplimiento de la entrega de los aportes humanitarios por parte del Estado a los Pueblos Indígenas.
  2. El cumplimiento de la entrega de los Kit de Bioseguridad para la Guardia indígena, alguaciles, protectores territoriales, o quien haga sus veces, acordadas con el Ministerio del Interior.
  3. El acceso rápido y la entrega de los resultados de las pruebas tomadas a los casos sospechosos.
  4. La realización de las pruebas rápidas de carácter urgente para el tamizaje en los territorios, sobretodo, a los pueblos que se encuentran en condición de frontera.
  5. La asignación de los recursos financieros, y la agilidad administrativa que permita la implementación del “Plan de acciones urgentes en los territorios y pueblos indígenas para la mitigación de la pandemia COVID-19 y para el autocuidado propio en el marco del SISPI en coordinación con el SGSSS”.
  6. Se respeten las estructuras de gobierno propio, diálogo y concertación establecidas en el marco de la MPC, particularmente la subcomisión de salud, teniéndolas en cuenta en la construcción de normativas jurídicas o administrativas en el marco de la pandemia.
  7. La coordinación y concertación con las Autoridades Indígenas para la intervención de organizaciones no gubernamentales, fuerzas militares, organismos institucionales, entre otras, con el fin de controlar la pandemia.

 

#SOSPueblosEnRiesgoXPandemia